Cómo cuidar las coronas dentales

Primer plano de la boca de una mujer que sonríe mostrando una dentadura perfecta. en un costado se ve un espejo odontológico, sostenido por una mano con guante de látex azul. Cuidar las coronas dentales.

La corona dental es una funda personalizada que sirve para dar funcionalidad a un diente natural debilitado por una endodoncia o dañado por una fractura. Pero para que duren en el tiempo es necesario cuidar las coronas dentales.

Si bien las coronas dentales se elaboran de materiales muy resistentes y de alta durabilidad, debemos adoptar una serie de hábitos que las mantengan en forma óptima durante más años.

Consejos para cuidar las coronas dentales

Los rehabilitadores orales de nuestra clínica dental entregan estos consejos a sus pacientes para que las fundas dentales se mantengan funcionales y estables por más tiempo.

1.- Previene las caries con una buena higiene bucodental.

Sabemos que una corona dental no puede sufrir caries, pero recuerda que bajo ella hay un diente natural que la sostiene y que sí puede cariarse. Por eso es fundamental llevar a cabo una buena limpieza bucodental.

Cepilla tus dientes por lo menos tres veces al día, poniendo especial atención al borde de la corona. Si una caries se filtra es muy difícil de detectar, porque está por debajo de la funda y es más fácil que llegue hasta el nervio, infectándolo.

No olvides usar hilo dental después del cepillado.

2.- Cuídate de las enfermedades periodontales.

La enfermedad periodontal afecta los tejidos que soportan el diente, desestabilizándolo. Si contraes una infección en las encías y se complica, podrías terminar perdiendo el diente pilar y obviamente también la corona dental.

Para que esto no suceda, debes tener una buena rutina de aseo e higiene de los dientes y encías.

3.- Usa una férula de descarga para el bruxismo.

Si aprietas o rechinas los dientes de forma involuntaria mientras duermes, también pones en riesgo tu corona dental. El bruxismo puede dañar coronas dentales y hacer que los dientes se vuelvan móviles.

Pide a tu dentista que te indique una férula de descarga para reducir la presión ejercida sobre las coronas dentales y así cuidarlas de las fracturas.

4.- Evita someterlas a presión excesiva.

Las coronas dentales son resistentes, pero también tienen su límite. Si haces una presión extrema sobre ellas terminarán rompiéndose o astillándose. Por esta razón no las uses como herramientas para romper, rasgar o abrir distintos envases.

También debes tener cuidados con los alimentos que masticas, evitando aquellos muy duros que pueden dañarlas. Comer hielo o morderse las uñas pueden ser hábitos nocivos para la dentadura y que debes erradicar de tu vida.

5.- Para cuidar las coronas dentales visita al dentista con regularidad

Mujer de cabello rojo de espalda sujeta con ambas manos una radiografía panorámica de la dentadura de un paciente. Cuidar las coronas dentales.

Este es un consejo para mantener en general una buena salud bucodental y que muchos pacientes tienden a desestimar. Las visitas periódicas al dentista son una regla básica para la salud oral y cuando se tienen coronas o fundas dentales, con mayor razón.

El dentista, a través de exploración clínica o a través de radiografías puede detectar problemas que a simple vista no se ven. Por eso es fundamental que visites la consulta dental como mínimo dos veces al año. Esto permitirá que el profesional aborde a tiempo los problemas de tu boca.

Las coronas dentales pueden durar hasta 25 años o más. Pero para eso es necesario que pongas de tu parte. Con estos consejos de los profesionales de Clínica Everest te aseguras de que tu sonrisa dure para siempre.

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Categorías

Artículos destacados

Artículos recientes