Everest piensa en grande, piensa en ti.

Alveolitis: causas y tratamiento

Mujer haciendo mueca de dolor y tocándose la mejilla derecha, por causa de alveolitis

Las exodoncias o extracciones dentales son procedimientos que realizamos en forma permanente en nuestra clínica. En un porcentaje muy menor, después de esta operación, los pacientes pueden tener complicaciones. La alveolitis es una de ellas.

¿Qué es la alveolitis?

La alveolitis es una infección  muy dolorosa  que se presenta tras la extracción de una pieza dental. Consiste en la inflamación del alveolo, que es el hueco que deja la pieza dental al ser extraída.

Por esta razón, los cuidados post operatorios que indica el dentista a los pacientes después de una exodoncia son cruciales y deben seguirse al pie de la letra.

Se puede producir de 24 a 72 horas después de haber extraído una pieza dental.

¿Por qué se produce?

Al extraer una pieza dental, los normal es que se forme un coagulo de sangre en el hueco que dejó el diente.  Este coagulo sirve de protección al hueso, para evitar que se acumulen bacterias y microorganismos orales.

Cuando no se forma este coagulo o se desintegra, el hueso y las terminaciones nerviosas quedan expuestas, provocando un dolor intenso y localizado, además de la inflamación de la cavidad.

Tipos de alveolitis

En relación a lo que mencionamos, hay dos tipos de alveolitis:

Alveolitis dental seca: cuando el coágulo nunca llegó a formarse.

Alveolitis dental húmeda: cuando el coágulo de sangre se formó, pero es débil y no cumple cabalmente su función de proteger el hueso.

Factores de riesgo de la elveolitis

Existen muchos factores de riesgo para esta patología, pero lo más importantes son:

  • Higiene dental deficiente.
  • Cirugía oral de muelas del juicio retenidas, en las que se debe manipular mucho tejido.
  • Uso de anticonceptivos. Los estrógenos están relacionados con problemas a la hora de formar coágulos.
  • Consumo de tabaco, que dificulta la cicatrización.
  • Falta de experiencia del profesional, que lo lleva a causar más trauma del necesario al extraer la pieza.
  • Enfermedades previas. La personas que han tenido periodontitis o pericoronaritis tienen más riesgo de desarrollar alveolitis.

Tratamiento

Dentista atendiendo a una paciente recostada en el sillón dental que tienen alveolitis.

Si bien padecer alveolitis es muy doloroso y molesto, el tratamiento es fácil y de pronta solución.

Lo primero, debes acudir de urgencia a la consulta dental. El dentista limpiará cuidadosamente el lugar de la extracción y si es necesario pondrá un medicamento en el hueco para acelerar la cicatrización y eliminar el dolor.

Solo si es necesario, se combinará este tratamiento con antibióticos para curar la infección y antiinflamatorios para rebajar la hinchazón.

En general, en un lapso de 24 horas después del tratamiento, se eliminarán los síntomas. No obstante, en algunos casos, el paciente deberá acudir en más de una ocasión a la consulta para cambiar el material de curación.

Como consejo, te decimos que cuando necesites la extracción de un molar o muela del juicio, acude a profesionales con experiencia como los que colaboran con Clínica Dental Everest. Así disminuirás los factores de riesgo de padecer esta enfermedad

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Categorías

Artículos destacados

Artículos recientes