Everest piensa en grande, piensa en ti.

¿La mandíbula prominente se puede reducir?

Primer plano de hombre de barba con mandícula prominente.

¿Tienes la mandíbula prominente y algunas personas te califican como “papiche”?

Sí es así, lo primero que debes saber es esta condición se debe a un problema dental que causa que los dientes inferiores sobresalgan más que los superiores.

Lo padece casi un 3 por ciento de la población y afecta considerablemente la calidad de vida de quienes lo sufren. No sólo en términos estéticos, sino también en relación a la salud bucodental.

El prognatismo mandibular, como se denomina esta afección, es una maloclusión de clase III y, para tu tranquilidad, tiene solución.

¿Por qué se produce el prognatismo mandibular?

La principal causa de esta maloclusión es por el crecimiento anormal de los huesos de la mandíbula o maxilar inferior.

Otra causa se debe a que el maxilar superior es de menor tamaño que lo habitual porque no se desarrolló plenamente.

También puede haber un desajuste en la colocación de los dientes que provocó que los inferiores salgan en una posición más adelantada. Presentan una mordida invertida respecto a la normalidad, ya que encajan al revés.

Qué problemas trae consigo una mandíbula prominente

El principal problema que enfrentan estos pacientes es la dificultad para cerrar la boca correctamente, por la desproporción entre los maxilares. A esto se le conoce como mordida abierta.

Dependiendo del grado del desarrollo mandibular, se pueden presentar molestias en la masticación, dolor de cabeza y de mandíbula.

El prognatismo mandibular provoca que los dientes sufran roces y contactos no deseados que acaban desgastando el esmalte dental (capa protectora de los dientes), haciéndolos más propensos a las caries.

En casos más extremos, también puede impedir que el paciente hable con normalidad, causando problemas de dicción como el ceceo.

Cómo reduzco una mandíbula prominente

El diagnóstico precoz de esta patología es de vital importancia. En edades tempranas (6 a 7 años), cuando están creciendo los huesos maxilofaciales, se puede recurrir a la ortodoncia interceptiva.

Como su nombre lo dice, este tratamiento intercepta las anomalías óseas de la estructura maxilofacial y el crecimiento desproporcionado de la mandíbula.

Después el paciente, durante la adolescencia y una vez que tenga su dentadura definitiva completa, podrá usar brackets correctivos, para culminar el tratamiento.

Prognatismo en edad adulta

Si esta malformación maxilofacial no se trató en la infancia, ya no se puede recurrir a la ortodoncia interceptiva, porque la estructura ósea terminó su periodo de crecimiento.

En estos casos dependerá del grado dela mandíbula prominente y sus causas para el tratamiento a seguir. Pero no desesperes, porque siempre hay una solución y en Clínica Dental Everest la tenemos.

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Categorías

Artículos destacados

Artículos recientes

Artículos relacionados