Caries de biberón ¿Cómo prevenirlas?

Niño pequeño tomando mamadera. caries de biberón

En odontología se llama caries de biberón a aquellas que se dan en edades tempranas, en niños de 1 a 2 años.  Aunque también hay casos de niños mayores que aún conservan los dientes de leche.

Se caracterizan por ser caries muy agresivas y de rápido desarrollo, por eso también los dentistas la llaman caries rampantes. Se dan principalmente en los incisivos superiores, más conocidos como las «paletas».

Si tienes hijos pequeños debes saber que las caries de biberón son muy peligrosas y es necesario tratarlas con prisa.

Causas de las caries de biberón

Este tipo de caries se produce por el exceso de carbohidratos y azúcares en la dieta de los pequeños. Los lácteos y el azúcar son las grandes responsables.

Más adelante te contaremos algunos hábitos que debes erradicar en la alimentación de tus hijos.

¿Cómo se diagnostican?

Las primeras señales a las que debes prestar atención en los dientes de tus hijos son a unas manchas blancas en la superficie lisa de los dientes. Estas manchas luego se ponen amarillentas y finalmente café oscuro o incluso negro.

¿Qué efectos puede tener en la boca de mi hijo?

Algunas personas piensan que las caries en los dientes de leche no importan, porque igual se van a caer. Pero eso es un grave error.

Si estas caries no se tratan y destruye la pieza dentaria provocando su pérdida, se presentan varias dificultades en la boca del pequeño. En la infancia, la ausencias de dientes en forma prematura puede ocasionar problemas para hablar y masticar y, además, afectar el proceso de dentición.

¿Cómo se previenen las caries de biberón?

Primer plano de niño pequeño en el dentista para prevenir caries de biberón.

El mejor tratamiento es la prevención, por eso como clínica Everest te entregamos consejos y recomendaciones para el cuidado de tu salud bucal y la de tus hijos.

Las caries de biberón son fáciles de prevenir si sigues las siguientes indicaciones:

  • No permitas que el niño se duerma con el biberón en la boca porque no alcanzarás a limpiarla y las bacterias tendrán más tiempo para atacar sus dientes.
  • Limpia al menos una vez al día los chupetes y cámbialos cuando haya signos evidentes de desgaste. Este material plástico acumula muchos azúcares y restos de alimentos.
  • Realiza la higiene bucal del bebé al menos una vez al día y preferentemente en la noche antes de acostarlo, para mantener sus encías y dientes sanos.
  • Comienza a cepillar los dientes del niño cuando aparezca su primer diente de leche. El cepillo de dientes ha de ser suave y la cantidad de pasta dental tiene que ser del tamaño de un grano de arroz.
  • Evita o reduce el consumo de golosinas y bebidas azucaradas. No le eches azúcar a la leche y en cuanto el niño tenga la capacidad, cambia el biberón por una taza o un vaso.
  • Lleva a tu hijo al odontopediatra entre los 6 y 12 meses para su primera evaluación bucodental. Y después de eso, por lo menos una vez al año para que vea que el proceso de dentición se está desarrollando bien.

Tratamiento

Si el niño ya contrajo caries de biberón, llévalo rápidamente al odontopediatra para que las trate. Recuerda que las caries de biberón se propagan rápidamente y mientras antes actuemos, mejor es el éxito de los procedimientos dentales.

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Categorías

Artículos destacados

Artículos recientes