Everest piensa en grande, piensa en ti.

¿Qué es la abrasión dental?

La abrasión dental es el desgaste que se produce en los dientes, dañando y debilitando el esmalte dental causado por un cepillado incorrecto, al ejercer demasiada fuerza sobre los dientes. Si bien afecta la estructura dental, tanto que es posible perder la pieza afectada, también puede afectar el área cervical del diente debido al daño que sufren las encías.

Síntomas de la abrasión dental


Los síntomas más comunes de esta patología son:

·      Sensibilidad dental debido a la retracción de encías que dejan expuesta la dentina.

·      Pérdida de tejido dental que comienza con fisuras en la zona del cuello del diente que se produce cuando se llega a una se hipersensibilidad avanzada.

·      Tono amarillento en las piezas afectadas, incluso zonas ligeramente transparentes en el borde del diente.

Causas de la abrasión dental

Las causas de la abrasión dental son variadas, entre ellas:

·      Mala higiene dental o falta de ésta.

·      Mal cepillado de dientes, provocado por ejercer demasiada fuerza o utilizar cepillos con cerdas demasiado duras.

·      Mal uso del hilo dental, y, en casos más extremos, el uso de palillos para limpiar los espacios interdentales.

·      El consumo de ciertos alimentos, ácidos, por ejemplo, que son considerados abrasivos.

Todo lo anterior causa retracción de las encías, lo que promueve la aparición de desgaste en las zonas interdentales a la altura del cuello del diente, siendo este problema más habitual en los premolares y en los caninos.

Tratamientos para abrasión dental

Lo primero que hace un dentista es diagnosticar el origen de la abrasión dental para realizar el tratamiento adecuado para solucionarla y para ello lo más importante es corregir el cepillado.

Luego, el dentista reconstruirá la zona dañada del esmalte del diente con resinas, dependiendo del área de la superficie donde se haya producido el daño. Si es en los bordes, una opción podría ser utilizar una férula de descarga para evitar que el desgaste continúe.

En casos más extremos, se utilizan carillas o coronas dentales para reconstruir toda la pieza y en caso de que exista una retracción gingival grave, se necesitará un injerto de encía para acabar con la hipersensibilidad que esto ocasione.

Debido a que la abrasión dental es una patología difícil de detectar, Clínica Everest recomienda visitar regularmente al dentista para evitar su aparición y desarrollo.

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Categorías

Artículos destacados

Artículos recientes