Everest piensa en grande, piensa en ti.

Cómo afecta una dieta blanda en la dentadura de niños pequeños

Hay muchos factores que determinan la salud bucodental, entre ellos, la dieta que mantenemos, especialmente cuando somo niños.

Las dietas blandas prolongadas en los más pequeños de la casa pueden afectar el desarrollo de su dentadura, por eso es recomendable que el régimen alimenticio sea adaptado a cada edad.

 Consecuencias de una dieta blanda en los niños pequeños

Muchos padres, por temor a que sus hijos se atoren con los alimentos o por ahorrar tiempo, les dan comidas muy blandas, fáciles de tragar y digerir. Esto provoca que los niños hagan cada vez menos esfuerzo en masticar y sus maxilares al no encontrar resistencia, se desarrollan menos, lo cual es muy perjudicial para la salud bucodental.

Al no haber un correcto desarrollo maxilofacial, se originan paladares más estrechos y hay menos espacio para los dientes, originando apiñamiento dental o maloclusiones.

Los dentistas coinciden en que cada vez hay más niños necesitando tratamiento de ortodoncia. El tipo de dieta que consumen es uno de los factores que incide en este aumento de consultas.

La masticación de alimentos duros es lo que provoca que los músculos «tiren» de los huesos y los desarrollen.

La dieta blanda también aumenta el índice de caries

Por otra parte, una dieta blanda aumenta las posibilidades de desarrollar caries en la dentadura de los niños. Los alimentos blandos quedan pegados a la superficie de los dientes y son más difíciles de eliminar si el cepillado no se hace correctamente. Por el contrario, los alimentos duros y secos producen un efecto de arrastre y autolimpieza muy beneficiosa para la salud dental.

Una dieta para cada edad

Los especialistas recomiendan una dieta lo más dura, seca y fibrosa posible para ayudar al correcto desarrollo y funcionamiento muscular y dentario.

Los padres deben evitar dar alimentos ultra procesados a sus pequeños, como pan de molde que tiene muy poca consistencia y cereales refinados altos en azúcares. Es mejor preferir por pan natural de masa madre.

Deben optar por frutas en trozos en vez de trituradas o en jugo, así los niños también irán probando nuevas texturas.

Es importante cuidar la dieta de los niños, que ejerciten los músculos de la mandíbula, para que en el futuro tengan una buena salud bucodental.

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Categorías

Artículos destacados

Artículos recientes