Everest piensa en grande, piensa en ti.

Brackets de colores para niños y adultos

Primer plano a niño rubio de ojos cafés, que con su cara apoyada en las manos sonríe a la cámara. Sus dientes usan brackets de colores negro y turquesa-

La ortodoncia no tiene porqué ser aburrida. Los Brackets de colores reemplazaron el antiguo aspecto metálico de la sonrisa de quienes usaban los típicos “frenillos”. Y ojo, no solo los niños se atreven con esta moderna tendencia.

¿Qué son los Brackets de colores?

Los Brackets de colores son un tratamiento de ortodoncia que tiene como finalidad mejorar la mordida o enderezar los dientes del paciente. Aunque parezcan un accesorio, lo cierto es que solo un odontólogo puede instalarlos y siempre para los fines antes mencionados.

El color se lo dan las gomitas o ligaduras que se utilizan para fijar los brackets en cada diente. Están elaboradas de un plástico muy elástico que permiten su ajuste seguro a los frenillos.

Comúnmente estos ligamentos eran transparentes o de colores suaves porque la idea es que se notaran lo menos posible.

Colores de ligas

Caja con separaciones cuadradas que contienen ligas para brackets de colores, en distintos tonos que van desde el morado hasta el verde.

Existe una amplia gama de colores de ligas para cada Brackets y pueden usar solo un color o bien uno distinto en cada diente. Todo dependerá del estilo que quieras darle a tu sonrisa.

Normalmente los frenos deben ser ajustados por el dentista cada mes, así que tienes la oportunidad de cambiar de color de acuerdo con la estación del año y los colores de ropa que utilizarás durante esa temporada.

Ortodoncia en niños

Los Brackets de colores pueden ser un gran aliciente para que tus hijos se pongan brackets. Entre los once o doce años, cuando su dentadura permanente esté completa, es una buena edad para iniciar el tratamiento de ortodoncia.

Aún así, desde Clínica Everest, te recomendamos que a los seis años realices una radiografía panorámica de la boca del niño para ver cómo viene los dientes definitivos. Muchas veces hay problemas que se deben interceptar de inmediato para que no se agraven con el tiempo.

¿Cómo saber si mi hijo necesita ortodoncia?

Es importante que apenas comiencen a salir los primeros dientes de leche acudas al odontopediatra para su primera revisión. Después de eso, recomendamos una visita al dentista cada seis meses.

En la medida que el niño va creciendo se pueden identificar problema de salud oral que requieran la revisión de otro especialista en odontología, el ortodoncista.  

Siempre debe ser un profesional quien diagnostique la necesidad de usar ortodoncia. Sin embargo, te damos algunas luces de cuándo puede existir esa necesidad:

  • Mordida cruzada: la arcada superior sobrepasa la inferior cuando el niño muerde
  • Dientes apiñados: Dientes sobrepuestos y alineación imperfecta
  • Mordida abierta: los dientes superiores no tocan los inferiores durante la mordida

Hay algunas condiciones que favorecen la maloclusión como por ejemplo, la respiración bucal y el uso excesivo de chupete.

Será el ortodoncista quien determine qué tipo de aparatos debe utilizar, si Brackets fijos para corregir la posición de los dientes o aparatos ortopédicos para corregir el crecimiento de los huesos.

Estos últimos normalmente se utilizan después de los seis años y antes de los doce, ya que es más fácil interceptar el crecimiento en esa etapa del desarrollo.

Por qué usar Brackets de colores

Imagen de limpieza de limpieza de brackets de colores

Antiguamente los adolescentes que usaban frenillos eran molestados por los compañeros con distintos apodos en alusión a su sonrisa metálica. Los Brackets de colores crean un efecto visual agradable y divertido que atraerá positivamente a los demás, siendo un aliciente para someterse al tratamiento de ortodoncia.

Pero esta tendencia no solo la comparten los niños, cada vez más son los jóvenes y adultos que optan por la ortodoncia fija de colores para dar un estilo diferente a la sonrisa.

En cualquier caso, es importante que entiendas que no es una moda, sino un tratamiento de salud dental. Y como tal, debe ser supervisado siempre por un especialista. Además, mientras lo usas, debes realizar una correcta higiene dental y seguir al pie de la letra las instrucciones del dentista.

Para más orientación, pide una cita aquí.

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Categorías

Artículos destacados

Artículos recientes