¿Qué es el envejecimiento dental?

El paso del tiempo deja huellas imborrables en la piel, el cabello, los órganos internos y, también en los dientes. El envejecimiento dental es, por lo general, un tema poco conocido o que resulta de muy poco interés porque se proyecta a futuro pero lo cierto es que no es tal porque el envejecimiento dental comienza a eso de los 40 años.

Los dientes de 40 años

El envejecimiento afecta tanto a la apariencia física como a los tejidos incluyendo, por supuesto, a los tejidos de la boca.

A partir de los 40 años, la boca comienza a experimentar una serie de cambios y problemas odontológicos ocasionados, principalmente, por el desgaste causado por el paso de los años, es decir, por el envejecimiento dental:  las estructuras dentales no son las mismas que cuando teníamos 20 años menos.

Principales cambios

·       De forma: Las cúspides dentales se desgastan y se aplanan llegando en algunas ocasiones a perder parte del esmalte.

·       De color: El color de dientes es más intenso a causa del envejecimiento dental debido a que el esmalte se vuelve más traslúcido.

·       En las encías: Con el paso del tiempo las encías se tornan menos brillantes. También se produce un retroceso de las mismas quedando el cuello del diente más expuesto.

Motivos que aceleran el envejecimiento dental 

Esta situación se da, principalmente, por enfermedades dentales no tratadas.

  • Una enfermedad periodontal no tratada puede comprometer la salud de los dientes acelerando el proceso de envejecimiento dental.
  • La poca higiene y la falta de visitas al dentista hará que la coloración de los dientes empeore.
  • El desgaste dentario hace que el diente sea más oscuro debido a la calcificación interna.
  • La incorrecta posición de los dientes aumenta el envejecimiento dental.

¿Cómo aminorar el envejecimiento dental?

Envejecer es inevitable pero mantener los dientes sanos por más años es posible por eso Clínica Everest recomienda:

·      Visitar al dentista al menos dos veces por año.

·      Realizar una higiene completa y cuidadosa usando cepillos de cerdas suaves, pastas de dientes ricas en flúor y utilizando complementos como hilo dental y enjuagues bucales.

·      Corregir la posición de los dientes con ortodoncia en caso de ser necesario.

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Categorías

Artículos destacados

Artículos recientes

Artículos relacionados

Para dudas o reserva de hora llena el formulario