Alergias durante la visita al dentista

Si bien no se trata de una situación muy común, es posible que los anestésicos locales que se aplican durante algún tratamiento en una clínica dental provoquen alergias. Es muy importante reconocer los síntomas de este trastorno y actuar rápidamente para evitar riesgos que pueden llegar a ser vitales.

Potenciales alergias en el dentista

Por lo general, a lo largo de la vida, una persona va reconociendo su condición alérgica a ciertas sustancias y eso es lo primero que se debe informar al dentista al iniciar un tratamiento, incluso, en un  primer control que no necesariamente implique la aplicación de anestesia o el uso de otras sustancias.

Pero, cuando un paciente no se ha visto expuesto a alguna sustancia en particular, es poco probable que conozca si es o no alérgico a ella.

En una visita al dentista, el paciente se puede ver expuesto a sustancias tales como:

●      Pino y menta: son componentes que se utilizan en tratamientos de adherencia dental. La menta también puede encontrarse en productos de higiene dental como pastas dentales y enjuagues.

●      Monómero acrílico: componente que se encuentra presente en dentaduras removibles y coronas temporales, principalmente.

●      Metales: éstos están presentes tanto en los instrumentos que utiliza el dentista como también en algunos materiales. El más común de encontrar es el níquel.

●      Látex: se encuentra en guantes, máscaras, tazas de profilaxis y diques de goma, entre otros.

 

A pesar de lo anterior, es necesario señalar que la odontología avanza día a día y que los materiales o componentes que pudiesen generar reacciones alérgicas son reemplazados por otros. Un ejemplo: el níquel por acero quirúrgico, lo que disminuye el riesgo casi en un 100%.

Reacciones alérgicas después de ir al dentista

Pueden ser varios los “avisos” de que se está enfrentando una reacción alérgica tras una visita al dentista. Algunos aparecen más rápido que otros y los más comunes suelen ser: picazón en la zona bucodental o la piel en general; irritación o enrojecimiento en alguna zona en específico; erupciones cutáneas o inflamaciones en garganta, lengua, labios o cara.

Frente a la presencia de una o más de estas reacciones, lo mejor es recurrir de inmediato a un centro asistencial y evitar la automedicación.

Alergia a la anestesia local dental

Entre las anestesias locales más comunes utilizadas por el dentista en un tratamiento dental, están la articaína y lidocaína las que, por lo general, no producen reacciones alérgicas. Distinto es el caso de los anestésicos tipo éster como la procaína, la dibucaína y la tetracaína que tienen un porcentaje mayor de reacciones alérgicas, las que deben ser tratadas inmediatamente.

Clínica Everest recomienda informar, siempre, al dentista sobre las alergias pre existentes y reaccionar de manera rápida, manteniendo siempre la calma, ante la presencia de reacciones alérgicas luego de un tratamiento dental.

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Categorías

Artículos destacados

Artículos recientes

Artículos relacionados

Para dudas o reserva de hora llena el formulario