Acción antirronquidos y apnea de sueño

Roncar es una manifestación de que “algo” no está funcionando bien porque es una anormalidad a pesar de que afecte a más del 40% de la población. Además de ser una molestia para quien ronca también lo es para quienes estén a su alrededor. Pero… Tiene tratamiento.

Al dormir, naturalmente, se produce la relajación de los músculos de la lengua, la garganta y el paladar blando. En ocasiones, los tejidos de la garganta bloquean, parcialmente, las vías respiratorias haciéndolas vibrar y así surge el ronquido.

Este desagradable sonido, muchas veces, advierte no sólo cansancio o agotamiento sino también sobre la posible existencia de enfermedades más graves como presión alta, afecciones cardíacas y posibilidad de sufrir accidentes cerebrovasculares. Por ello, si roncar acarrea problemas asociados como falta de sueño,  cansancio durante el día, problemas de concentración, dolor de cabeza, garganta o pecho y respiración entrecortada, entre otros, consultar al médico es lo más razonable para despejar cualquier duda que el ronquido no se trate nada más que de un problema respiratorio o bucodental.

¿Por qué se bloquean las vías respiratorias?

A veces las vías respiratorias son más estrechas de lo normal por lo que el flujo de aire se ve forzado y aparece el ronquido. Pero hay otras razones por las que se bloquean las vías respiratorias dando paso a este molesto ruido:

·      Trastornos nasales como el tabique desviado o los causados por las alergias.

·      Malas posiciones al dormir, como hacerlo boca arriba, lo que por una cuestión de gravedad sobre la garganta se estrechan las vías respiratorias.

·      Tener el paladar blando  bajo y grueso puede estrechar las vías respiratorias.

·      Consumir alcohol en exceso antes de dormir ya que por esta causa se respiratorias.

 


Factores asociados a la presencia de ronquidos

Además del bloqueo de las vías respiratorias existen otros factores que causan este trastorno, por ejemplo:

·      Edad: con el paso de los años la vía aérea se estrecha naturalmente, al igual que la garganta pierde su tono muscular, lo que puede originar ronquidos.

·      Menopausia: los cambios físicos y hormonales que aparecen en esta etapa pueden causar que las mujeres se vuelvan roncadoras.

·      Sobrepeso: el exceso de peo provoca que la grasa se acumule en los músculos del cuello haciéndolo más pesado. De allí que a la hora de acostarse este apriete la vía aérea dificultando la salida de aire y generando ronquidos

Tratamiento

Clínica Everest ofrece el tratamiento de férula personalizada para ponerle fin a este problema.

Esta férula es una pieza móvil que se coloca en la boca a la hora de dormir, por lo tanto, se trata de un tratamiento que no requiere de ningún tipo de intervención sino sólo de que el dentista realice el diagnóstico, se tomen las medidas y se desarrolle la férula personalizada en cuestión.

Clínica Everest recomienda prestar atención a los ronquidos por lo antes señalado. No sólo puede ser un ruido molesto causado por trastornos respiratorios o bucodentales, sino una alerta de un problema de salud mayor, por eso, no sólo es necesario visitar al dentista sino también al médico.

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Categorías

Artículos destacados

Artículos recientes

Artículos relacionados

Para dudas o reserva de hora llena el formulario