El puente dental

La pérdida de uno o más dientes implica la necesidad de una visita urgente al dentista para que el profesional pueda evaluar los alcances del daño y las posibles soluciones.

En la mayor parte de los casos, el dentista recomendará la instalación de un puente dental, es decir, una prótesis que se coloca de manera fija para cubrir el espacio que dejan el o los dientes caídos. Cuando son varios los dientes que deben sustituirse, el puente dental se forma de una composición de coronas dentales unidas entre sí. A diferencia de las prótesis removibles, que se retiran diariamente para su limpieza, los puentes dentales se cementan sobre los dientes existentes y sólo pueden ser  extraídos por el dentista.

¿Quiénes pueden optar a un puente dental?

La mayoría de las personas que sufren la pérdida de uno o más dientes, y no tiene enfermedades dentales graves de base, son candidatas a realizarse un puente dental, con el objetivo de llenar él o los espacios y así  evitar problemas como que se muevan las otras piezas dentales o una mordida incorrecta.

¿Cuándo realizar un puente dental?

El dentista recomendará la instalación de un puente dental para:

·      Reemplazar obturaciones grandes que no dejan suficiente diente.

·      Evitar que un diente debilitado se fracture.

·      Reparar un diente fracturado.

·      Cubrir un implante dental.

·      Cubrir un diente deformado.

·      Cubrir un diente en el que se ha realizado un tratamiento de conducto radicular.

Estética y puentes dentales

Los puentes dentales pueden estar hechos de varios materiales. Están los puentes metálicos, hechos de oro y otras aleaciones; los de cerámica y porcelana, entre otros. Cada uno tiene una resistencia, durabilidad y costo distintos, así también, mucho dependerá la estética del material del puente y de la posición de éste dentro de la boca. El dentista asesorará respecto a cuál será el más adecuado para cada caso.

Instalación del puente dental

Son varios los pasos que el dentista debe seguir para poner un puente dental:

·      Realizará un molde de la boca y la formación de los dientes para obtener las medidas exactas que deberá tener el puente, ya que éste debe ajustarse perfectamente en el espacio a llenar para no provocar dolor, molestia o malformaciones posteriores.

·      Una vez realizado el molde, el laboratorio creará el puente del material definido entre dentista y paciente.

·      El puente dental definitivo, demora alrededor de una semana para estar listo. Durante ese periodo, el dentista puede poner uno provisional, de ser necesario.

·      Para colocar el puente, el dentista “tallará” los dientes sobre los que se cementará, se les llama “pilares” y suelen estar a las dos orillas de los espacios que se deben llenar.

·      Una vez tallados, sobre ellos se sujetará el puente y el dentista verificará que se inserte perfectamente en el espacio y que no deje lugar entre la encía y el puente o que roce los dientes pilares.

·      Finalmente, el profesional confirmará que el puente no sobresalga de la línea del resto de los dientes, de manera que no lastime la cara interna de la boca.

Cuidados especiales si se tiene un puente dental

Los puentes dentales suelen durar toda la vida. Para conseguir que así sea, el paciente debe:

·      Realizar siempre una completa higiene bucodental.

·      Usar pasta de dientes con flúor al menos 2 veces al día.

·      Usar hilo y enjuague dental en cada cepillado.

·      Cuidar las encías usando un cepillo de cerdas suaves para el cepillado.

·      Visitar regularmente al dentista para controlar el estado del puente dental.

Clínica Everest recomienda optar por el material con el que se cree el puente dental teniendo como prioridad su durabilidad por sobre su costo.

puente dental

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Categorías

Artículos destacados

Artículos recientes

Artículos relacionados

Para dudas o reserva de hora llena el formulario