Dientes amarillentos

Uno de los problemas estéticos que más afectan a la población y por el que más recurren al dentista son los dientes amarillos. Si bien no una patología dental, produce muchos problemas ya que los pacientes se avergüenzan de su sonrisa y esto acarrea problemas de autoestima, seguridad y socialización.


¿Por qué los dientes se tornan amarillos?

Lo primero es señalar que los dientes no son blancos, los dientes son naturalmente de color marfil, pero incluso así, amarillos no son. Se vuelven amarillentos por diferentes causas, entre las más comunes:

·      La edad: Con el paso de los años los dientes pierden el color natural de la juventud y muchos llegan a la edad adulta con los dientes de una tonalidad amarillenta debido, principalmente, a una higiene bucal incorrecta y la propia evolución del diente con la edad, es decir, desgaste del esmalte y el engrosamiento de la dentina que también contribuyen a que los dientes pierdan su color original.

  • Consumo de tabaco: Fumar cigarrillos, tabaco, puros o pipas suele causar que los dientes adquieran un color amarillento o grisáceo, debido a la tinción causada por la nicotina. Este problema se acentúa en las personas de mayor edad.
  • Bebidas y alimentos que tiñen los dientes. El consumo habitual de vino, café, té y algunas bebidas azucaradas también afecta la tonalidad de los dientes volviéndolos más oscuros


    Consumo de medicamentos y otros:
    Algunos fármacos como las tetraciclinas, los déficits de calcio hereditarios y la exposición excesiva al flúor durante el desarrollo del diente también pueden afectar el tono del esmalte de los dientes volviéndolos amarillos.


    Tratamientos dientes amarillos

    Existen dos soluciones para mejorar la tonalidad de los dientes:

  • Blanqueamiento dental: Tratamiento destinado a eliminar oscuridad y manchas en los dientes tornándolos blancos. Se basa en la aplicación de un gel de peróxido de hidrógeno que oxigena los tejidos internos del diente sin dañar su estructura blanqueándolos. Así también, existen diferentes niveles de “blancos” y será el paciente en conjunto con el dentista quien elija el más adecuado o deseado.
  • Carillas: Las carillas recomponen la parte anterior de los dientes usando diversos materiales según la carilla elegida. Estos tratamientos son más caros e invasivos que los blanqueamientos por lo que, generalmente, el dentista sólo las recomiende en caso de que haya problemas estéticos como huecos entre los dientes, dientes partidos, entre otros, o el   paciente no sea apto para un blanqueamiento por alguna razón particular.

Clínica Everest recomienda visitar la clínica dental y evaluar con el dentista cuál es la mejor alternativa, según cada caso en particular, para quitar el color amarillo de los dientes y disfrutar de una sonrisa sana y radiante.

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Categorías

Artículos destacados

Artículos recientes