Everest piensa en grande, piensa en ti.

Cepillarse los dientes: cuándo y con qué frecuencia

Mujer y niña de ojos azules sonríen a la cámara, cada una sosteniendo un cepillo dental con pasta de dientes. Cepillarse los dientes.

Siempre nos han dicho que hay que cepillarse los dientes inmediatamente después de comer, pero la verdad no es tan así. Todo depende de los alimentos que consumimos.

Cepillarse los dientes después de comer

No siempre es conveniente ir a cepillarse los dientes nada más terminado de desayunar, almorzar o cenar. Todo depende de los comestibles que hayas ingerido. A veces debes esperar 20 minutos y recién ahí, lavarte los dientes.

¿Por qué? Porque ciertos alimentos por su grado de acidez pueden dañar el esmalte dental. Nuestra boca tiene una acidez con un pH de 7, es decir, neutro. Algunos alimentos cítricos como papas fritas, jugos cítricos, bebidas gaseosas y alcohólicas como el vino suben la acidez de la boca y reblandecen el esmalte.

El problema es el esmalte, que debido al ácido inmediatamente empieza a perder calcio dejando al diente más blando y el cepillado empeora la situación. Por eso es mejor esperar 20 a 30 minutos para que la saliva neutralice esa acidez y el esmalte se vuelva a endurecer.

¿Con qué frecuencia cepillarse los dientes?

Si no consumes alimentos ácidos, sí puedes lavarte los dientes inmediatamente después de comer. Cuando cepillas tus dientes ayudas a eliminar los restos de alimentos y la placa bacteriana. Si comes una comida o bocadillo con mucho azúcar, las bacterias atacan directamente el esmalte dental, así que es bueno que los cepilles en cuanto termines.

La placa que no se elimina también puede endurecerse y convertirse en sarro, lo que dificulta la limpieza de los dientes. La acumulación de sarro en las encías lleva a una inflamación que causa enfermedad de las encías.

¿Cuánto tiempo debe durar el cepillado?

Se recomienda cepillar los dientes de 2 a 3 minutos. Los importante es llegar a toda la superficie de las piezas dentales.

El cepillado dental debe hacerse siempre con movimientos cortos y envolventes, hacia delante y hacia atrás. Empieza tu limpieza dental diaria por la mandíbula inferior y, una vez hayas pasado por cada uno de los dientes de abajo, cepilla todos los de arriba. Recuerda utilizar movimiento circulares o rotacionales para la limpieza interdental entre molares.

Nunca olvides el cepillado antes de dormir. Mientras dormimos producimos menos saliva, uno de los principales defensores y protectores de nuestra salud bucodental. Además, durante la noche no movemos la lengua ni los labios, que durante el día permiten la auto limpieza de nuestros dientes.

Otros consejos de Clínica Everest

  • Cambia de cepillo de dientes cada tres meses.
  • No utilices grandes cantidades de pasta dentífrica. Usa el equivalente al tamaño de un guisante.
  • Pásate el hilo de seda dental, al menos, una vez al día.
  • Utiliza enjuagues bucales que te ayuden a mantener tu boca limpia y sana.

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Categorías

Artículos destacados

Artículos recientes