Everest piensa en grande, piensa en ti.

Importancia del calcio en el embarazo y la lactancia

Bebé de ojos claros tomando leche materna. Tema: calcio en el embarazo y lactancia para blog Everest Life

Hola, en el artículo de hoy abordaremos la importancia del calcio durante el embarazo y la lactancia, y cómo su deficiencia puede afectar la salud dental.

En el embarazo y la lactancia el cuerpo de las mujeres experimenta diversos cambios para adaptarse a las necesidades del bebé en crecimiento. Y en estas etapas, uno de los nutrientes esenciales es el calcio, ya que desempeña un papel crucial en la formación y el mantenimiento de los huesos y dientes.

Debido a las necesidades del feto en crecimiento la demanda de calcio en el cuerpo de la mujer  aumenta considerablemente. Especialmente durante el tercer trimestre, cuando se produce una mayor mineralización dental.

Por esta razón, la falta de calcio puede tener consecuencias negativas en el desarrollo dental del feto, lo que puede llevar a una mayor incidencia de problemas dentales en el futuro.

¿Qué produce la falta de calcio en el embarazo?

La deficiencia de calcio durante el embarazo puede dar lugar a complicaciones dentales tanto para la madre como para el feto. Algunos de los riesgos incluyen:

  • Dientes débiles y propensos a caries: La falta de calcio puede afectar la mineralización del esmalte dental, lo que debilita los dientes y los hace más propensos a la caries dental.
  • Enfermedad periodontal: La deficiencia de calcio puede aumentar el riesgo de enfermedad periodontal en la madre, ya que este mineral es necesario para mantener la salud de las encías y prevenir la inflamación y el sangrado.
  • Problemas de desarrollo dental en el feto: La deficiencia de calcio puede afectar la formación y el crecimiento de los dientes del feto, lo que puede llevar a problemas dentales a futuro, como dientes malformados o débiles.

¿Cuáles son los riegos en la lactancia?

Pero los problemas de la deficiencia de calcio no terminan con el embarazo. La lactancia es un periodo en que también se necesita mucho de este mineral ya que la madre continúa transmitiendo los nutrientes y minerales necesarios al bebé. Algunos riesgos asociados a la falta de calcio durante esta etapa son:

  • Desmineralización ósea en la madre: Durante la lactancia, el cuerpo de la madre moviliza sus reservas de calcio para proporcionar la cantidad necesaria de este mineral para la producción de leche materna. Si la ingesta de calcio es insuficiente, el cuerpo de la madre puede agotar sus reservas óseas y aumentar el riesgo de osteoporosis a largo plazo.
  • Dolor y debilidad muscular en la madre: La deficiencia de calcio causa calambres musculares, debilidad muscular y dolores articulares.
  • Reducción de la calidad de la leche materna: Si la madre tiene una deficiencia de calcio, es posible que la leche materna contenga niveles reducidos de este mineral, lo que podría comprometer la adecuada nutrición del bebé.
  • Problemas dentales en la madre: La deficiencia de calcio durante la lactancia puede tener un impacto negativo en la salud dental de la madre. El calcio es esencial para mantener la integridad del esmalte dental y fortalecer los dientes. La falta de calcio aumenta el riesgo de caries dental, erosión del esmalte y enfermedad periodontal en la madre.
  • Desarrollo óseo insuficiente en el bebé: Si la madre no consume suficiente calcio durante la lactancia, es posible que el bebé no reciba la cantidad adecuada de este mineral a través de la leche materna. Esto podría afectar negativamente su crecimiento y desarrollo óseo, lo que aumenta el riesgo de raquitismo y problemas dentales en el futuro.

Consumo adecuado de Calcio durante el Embarazo y la Lactancia

Alimentos ricos en calcio para consumir durante el embarazo y la lactancia

Para asegurar un suministro adecuado de calcio durante el embarazo y la lactancia, recomendamos seguir una dieta equilibrada y variada que incluya alimentos ricos en calcio. Algunas fuentes de calcio recomendadas son:

  • Productos lácteos: Leche, yogur y queso son excelentes fuentes de calcio. Opta por versiones bajas en grasa para mantener un equilibrio nutricional saludable.
  • Vegetales de hojas verdes: Espinacas, acelgas y brócoli son ricos en calcio y otros nutrientes beneficiosos.
  • Legumbres y frutos secos: Almendras, nueces y semillas de sésamo son opciones saludables y ricas en calcio.
  • En algunos casos, puede ser necesario complementar la ingesta de calcio con suplementos dietéticos. Sin embargo, es importante consultar a un profesional de la salud antes, ya que el exceso de calcio también puede tener efectos negativos.

Cuidado Dental durante el Embarazo y la Lactancia

Además de una ingesta adecuada de calcio, mantener una buena higiene oral durante el embarazo y la lactancia es fundamental para prevenir problemas dentales.

Sigue estos consejos:

  • Cepilla tus dientes al menos dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves y pasta dental fluorada.
  • Uso de hilo dental para eliminar los restos de comida y la placa bacteriana entre los dientes y las encías.
  • Y lo más importante, visita con regularidad al dentista.

Esperamos que esta información te haya sido útil, recuerda que en Clínica Everest queremos que le sonrías a la vida, así que siempre estamos para ayudarte. Si quieres más orientación sobre este tema, solicita tu hora aquí

 

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Categorías

Artículos destacados

Artículos recientes