Everest piensa en grande, piensa en ti.

¿Cuál es la mejor edad para colocar brackets en niños?

Niña con brackets es evaluada por el ortodoncista. Tema "mejor edad para colocar brackets en niños" de Everest Life

Cuando se trata de corregir los problemas dentales en nuestros hijos, la ortodoncia es obviamente la opción que primero consideramos. Sin embargo, frente a esto surge la pregunta: ¿Cuál es la mejor edad para poner brackets en niños?

En este artículo, te proporcionaremos información esencial para ayudarte a tomar una decisión informada sobre el momento adecuado para comenzar el tratamiento ortodóntico en tus hijos.

Importancia de la evaluación temprana

La salud dental de los niños es una preocupación importante para los padres, y la evaluación temprana es fundamental.

La Asociación Americana de Ortodoncistas (AAO, por sus siglas en inglés) recomienda que los niños visiten al ortodoncista a partir de los 7 años de edad. Esta evaluación temprana permite detectar cualquier problema de maloclusión o alineación dental en sus primeras etapas, lo que facilita su corrección y evita complicaciones en el futuro.

Mejor edad para colocar brackets en niños

En general, la mayoría de los ortodoncistas coinciden en que la mejor edad para colocar brackets en niños es entre los 10 y los 14 años.

En esta etapa, la mayoría de los dientes permanentes han erupcionado, lo que permite al ortodoncista evaluar la situación dental y planificar el tratamiento adecuado. Sin embargo, es importante tener en cuenta que cada caso es único y puede haber situaciones en las que se requiera un tratamiento ortodóntico antes o después de esta edad.

Beneficios de la intervención en edad temprana

La colocación de brackets en una edad temprana ofrece una serie de beneficios importantes para la salud bucal y el bienestar general de los niños.

Cuando hablamos «edad temprana» en el contexto de la colocación de brackets, nos referimos a la etapa en la que la mayoría de los dientes permanentes han erupcionado, lo cual ocurre entre los 10 y los 14 años aproximadamente.

Los beneficios son muchos:

a) Los brackets en niños permiten corregir en forma temprana

Al iniciar el tratamiento ortodóntico en esta etapa, es posible corregir y guiar el crecimiento de los dientes y las estructuras orales en desarrollo. Esto permite abordar problemas de alineación dental, como apiñamiento, maloclusión y espacios excesivos, antes de que se conviertan en afecciones más complicadas.

b) Mejora la función masticatoria:

Al corregir problemas de alineación dental, se facilita una oclusión correcta y una función masticatoria más eficiente.

Esto significa que los niños podrán masticar los alimentos de manera adecuada, lo que favorece la digestión y absorción de nutrientes esenciales.

Una masticación adecuada también contribuye a prevenir problemas de digestión, ya que los alimentos se descomponen de manera más efectiva en el punto de partida, cuando los alimentos están en la boca.

c) Promoción de una adecuada higiene bucal:

Los brackets en edad temprana además corrigen problemas de apiñamiento y alineación dental, lo que facilita una mejor higiene bucal.

Los dientes alineados adecuadamente son más fáciles de cepillar y de limpiar entre ellos con hilo dental, lo que reduce el riesgo de acumulación de placa bacteriana y previene la aparición de enfermedades bucales como la caries y la enfermedad periodontal.

Una buena higiene bucal es esencial para mantener los dientes y las encías sanos a largo plazo.

d) Prevención de problemas futuros:

Corregir problemas de alineación dental en edad temprana puede prevenir complicaciones a largo plazo.

Por ejemplo, la corrección de maloclusiones puede prevenir desgaste dental excesivo, traumatismos debido a dientes sobresalientes, problemas de articulación temporomandibular (ATM) y dificultades para hablar y pronunciar correctamente.

Además, una sonrisa bien alineada mejora la confianza y la autoestima de los niños, lo que puede tener un impacto positivo en su vida social y emocional.

e) Guía del crecimiento facial:

En algunos casos, el tratamiento ortodóntico en edad temprana no busca solo corregir la posición de los dientes, sino que también influye en el crecimiento y desarrollo de la mandíbula y los huesos faciales.

Esto puede lograrse mediante el uso de aparatos ortopédicos especiales que estimulan el crecimiento en la dirección correcta y ayudan a lograr una armonía facial y una estética dental mejorada.

Es importante destacar que cada niño es único y puede haber casos en los que sea necesario iniciar el tratamiento de ortodoncia antes o después de esta edad.

La evaluación del odontopediatra y la opinión del ortodoncista desempeñan un papel fundamental para determinar el momento adecuado para colocar los brackets, teniendo en cuenta factores como el desarrollo de la dentición, la gravedad del problema dental y las necesidades individuales de cada niño.

Si necesitas la evaluación de un especialista en ortodoncia, te esperamos en Clínica Everest. Agenda tu hora aquí

¿Te gusto este artículo?
Regálanos un Me gusta y compártelo para que otros lo puedan leer también.

Categorías

Artículos destacados

Artículos recientes